lunes, 24 de enero de 2011

VITALIDAD DEL EJEMPLAR Y VIGOR VEGETATIVO


Independientemente del estadio en el que se encuentre, el árbol presenta un ritmo metabólico que lo mantiene dentro de unos márgenes vegetativos indispensables para la supervivencia.

En climas templados, podemos destacar tres momentos de importante actividad vegetativa a lo largo del año:
  1. Brotación Primaveral.
  2. Floración / Fructificación.
  3. Brotación Otoñal.
Es en éstos 3 momentos donde podremos analizar los siguientes parámetros:
  • VITALIDAD: Designa CUALITATIVAMENTE la capacidad de producción estacional del árbol, bien sea de tallos, hojas , flores o frutos, así como la intensidad del verde del follaje.
  • VIGOR VEGETATIVO: Describe CUANTITATIVAMENTE la producción estacional, sobre todo en el número y la longitud de los nuevos tallos, tamaño de flores y frutos, cantidad de hojas, etc...
  • Homogeneidad de la brotación: ésta ha de repartirse por toda la copa en igual intensidad, puntos sin brotación o con chupones deben anotarse como puntos de estrés.
  • Situación de la brotación: Ha de observarse si todas las zonas del árbol siguen el ritmo de su zona de copa, dependiendo del estadio en que se encuentre el ejemplar. Esto es importante a la hora de detectar trasplantes que no están resultando, y el comienzo de la senescencia en árboles maduros donde la emisión de tallos en zonas de tronco nos indica la incapacidad de seguir ganando altura para montar follaje.